Elegir nombre para marca personal: el proceso de naming y sus claves

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Elegir nombre para marca personal: el proceso de naming y sus claves

Los tiempos han cambiado. Ya no es necesario pertenecer a una empresa o corporación para hacerte un nombre propio.

Con el boom de las redes sociales como máxima expresión de la web 2.0, esa que nos relaciona con quienes tenemos intereses en común, la marca personal ha adquirido una importancia estratégica ya que te permite dar a conocer tus puntos fuertes, convertirte en una referencia para tu público objetivo e incluso, en el mejor de los escenarios, monetizar y hasta vivir de ello.

Un aspecto clave a la hora de convertirte en una marca personal es tener un nombre que te defina correctamente, que describa lo que realmente quieres proyectar.

 

Naming para marca personal

El proceso de nombrar tu marca personal se denomina naming. Ese nombre le dará personalidad e identidad propia al producto, servicio o persona que deseas promocionar.

Es muy importante este paso, una mala estrategia de naming podría significar un golpe del que cuesta recuperarse. Pero no te preocupes, en este artículo te voy a revelar una serie de consejos para dar con ese nombre único e irrepetible con el que cautivarás a tu audiencia y que siempre estará asociado a ti.

Una de las cosas que debes de tener en cuenta es si tu marca – a través de su nombre – transmite realmente lo que deseas: quién eres, tus valores y experiencias, lo que te diferencia de los demás e inclusive tus orígenes.

Después de todo, el nombre -así como en la vida misma- es la primera referencia que los demás tienen de ti. En el mundo de las marcas personales esto se maximiza. Tú y yo sabemos cuán importante es una primera impresión, ¿verdad?

 

Cómo llegar hasta el nombre perfecto

¡El nombre perfecto para tu marca personal sí existe! Solo debes de tener un poco de paciencia y estudiar con calma tus opciones.

Una primera aproximación puede ser tu nombre y apellido. Es una de las opciones que más solemos ver en los profesionales de marca personal. Por otro lado, también está combinar parte de tu nombre y apellidos con alguna palabra.

La desventaja es que corres el riesgo de encontrar un nombre realmente guay para tu marca.

Para llegar al nombre perfecto, es útil recurrir a una tormenta de ideas. Incluso contarlo con tus amigos o pareja, personas cercanas que puedan dar una mirada crítica y desapasionada sobre las opciones disponibles.

 

Claves para elegir el nombre de marca personal

Algunas de las claves que te compartiré en este punto quizás te parezcan muy obvias o que ya las tocamos en puntos anteriores, pero la intención es que queden bien afianzadas en tu subconsciente, para que lo apliques con mayor facilidad para tu propio beneficio. Aquí vamos:

1. Apela a nombres con significado

Un nombre genérico que solo tiene significado para ti no te va a favorecer. Es tentador, lo sé, pero a no ser que ya tengas un nombre hecho en el mercado, no recurras a este recurso.

Debes procurar que cuando el nombre de tu marca sea leído o mencionado, de una vez quede claro de qué va lo que quieres proyectar.

2. Las iniciales y acrónimos están sobrevaloradas…al menos al principio

Hay siglas famosas, cómo no. AA, GE y BP, entre otras, son ejemplos de ello. Pero mi pregunta para ti es: ¿cuánto tiempo y esfuerzo tuvieron que emplear American Airlines, General Electric y British Petroleum para que sus iniciales fueran reconocidas a nivel mundial?  Aún así, te aseguro que habrá desprevenidos que cuando les plantees estos acrónimos, no sabrán qué significa.

Cuando inicias un emprendimiento, no es recomendable nombrar tu marca con siglas que repito, solo tú conoces.

Es diferente cuando ya tienes un camino recorrido, que puedes improvisar. Por ejemplo, si hablas constantemente de la red social Instagram, para simplificar puedes usar el acrónimo IG, que ya es aceptado internacionalmente.

3. Tu nombre debe causar impacto

Es algo evidente, ¿cierto?  Pero no deja de ser una gran verdad.

Se trata de tu marca. Debe de tener un nombre apoteósico, deslumbrante, único, diferente. En resumen, que brille con luz propia.

4. Un nombre fácil de recordar y… de pronunciar

Sí, de pronunciar. Tal como lo lees. No se trata solo de que tan bien se vea escrito, sino de cómo suene. Pronunciar palabras como Apple o Instagram suenan bien, y son catchy, o dicho de otra forma, pegadizos.

Por otra parte, ¿quién no recordaría una manzana?

Otra virtud de estos nombres, y que contribuyen a su facilidad para ser recordados, es su brevedad. Son cortos, concisos. No reinventan el agua tibia. Recuérdalo a la hora de establecer el nombre de tu marca.

5. Permiten crear un idioma particular a partir de su nombre

Sin duda uno de los pasos más complicados. Un ejemplo ilustra este punto: A través de Google podemos googlear el significado de alguna una palabra, al tiempo que podemos tuitear o retuitear un tuit con la palabra que googleamos anteriormente.

¿Lo has pillado? 🙂

 

Ejemplos de cómo elegir nombre para marca personal

Como te conté en ítems anteriores, hay estrategias creativas para establecer un buen nombre
para tu marca personal.

Lo más importante es que debes cumplir a cabalidad lo que prometes en el nombre de tu marca, sino estarás perdido.

Una estrategia que trae buenos resultados es la de nombrar tu marca desde un adjetivo que en lingüística describe una característica cualquiera de una persona u objeto. O si quieres proyectar un perfil educativo, parafrasea a Almodóvar y sé labuenaeducación en vez de la mala educación que pregonaba su film del año 2004.

Ten siempre en cuenta que el nombre para marca personal debe ser único, perdurable, adaptable y tiene que proyectar una imagen positiva y que quede grabada en la mente del público al que quieres llegar.

También debe conectar con tu audiencia, porque no tendría mucho sentido que el nombre te encante pero que no llame la atención a los demás.

Y un consejo que no puedo obviar: Prueba en Google AdWords. Esto te va a permitir encontrar frases similares, palabras claves, conocer cuántas búsquedas tienen los términos empleados, saber si existe un nombre muy parecido al que quieres usar y a valorar de una vez el SEO de tu futuro sitio web.

¿Estás listo?

Con todas estas claves, sin duda, podrás dar inicio al camino hacia la búsqueda del nombre ideal de tu marca personal.

Sara Fernández Serrano

Sara Fernández Serrano

Consultora de Marketing Digital especializada en Social Media y Estrategias de Venta Online. Ayudo a emprendedores y empresas enamorados de su negocio a conseguir visibilidad, leads y ventas a través de las estrategias de marketing digital.

Cuéntame tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sara Fernández

Consultora de Marketing Digital especializada en Social Media y Estrategias de Venta. 

Ayudo a emprendedores y pymes a tener visibilidad, crear una comunidad online y convertir seguidores y leads en clientes.

Sígueme en las redes

Últimos artículos